29 de abril de 2019 por MitoyoMitoyo

Wagashi, los postres japoneses más monos de Asia

Aparte de la rica y ya conocida gastronomía japonesa, existen muchos postres que no te los puedes perder. Hoy vamos a hablar del wagashi (和菓子,わがし), un postre tradicional japonés compuesto de mochi (pastel de arroz glutinoso) con un relleno de anko y fruta. Como puedes ver en las imágenes o en un rastreo rápido por Google, el wagashi puede llegar a tener formas sorprendentes y muy elaboradas, lo cual los convierte en un objeto casi de coleccionistas. Es más, a veces, las tiendas lanzan ediciones limitadas de los postres inspirándose en las estaciones con el objetivo de que los consumidores no solo se interesen en su sabor, sino que también los compren por sus elaborados acabados.

Normalmente se recomienda mucho acompañarlos con té ya que con su sabor se complementa perfectamente el del dulce. En cuanto a su elaboración, el wagashi utiliza ingredientes naturales como verduras o frutas, aunque según la estación se añaden ingredientes especiales. Por ejemplo, si se elaboran en primavera, es probable que contengan flores de sakura, mientras que en otoño pueden añadirse hojas rojas propias de la estación.

El wagashi puede dividirse en dos grandes tipos, namagashi (生菓子, dulce húmedo) y higashi (干菓子, dulce seco). Como curiosidad, los namagashi se hacen principalmente por la mañana ya que es cuando los ingredientes están más frescos, pero, como normalmente no añaden conservantes, caducan a los pocos días. Solo por maravillarse con las formas y estilos que pueden tener, merece la pena comprarlos con cada cambio de estación. Con todo, si no sabes cuándo te los vas a comer o quieres regalarlos, también puedes optar por los higashi ya que al ser secos pueden aguantar más tiempo.

Tipos de wagashi típicos:

Daifuku  だいふく

Quizás sea este el que más nos solemos encontrar por ahí. Se trata de una bola de mochi por fuera al que se le espolvorea almidón de patata. Así no se pegan entre sí. Hay que ver lo inteligentes que son. Dentro se encuentra una pasta dulce y suave de judía, es parecida a una mermelada. También se pueden encontrar de otros sabores, pero el más popular es el de judía.

Yōkan  ようかん

Más consistente que el daifuku es esta variedad parecida a una gelatina, pero un poco más sólida. Normalmente te lo encontrarás en barritas que posteriormente se cortan en rodajas. También lo puedes conseguir en varios sabores.

Mitarashi dango  みたらし団子 

Estas bolitas de harina de arroz al vapor se comen normalmente estilo brocheta y se les añade por encima una dulce capa de salsa o pasta de judía. Este es un tipo de comida que se suele ver en animes por lo que da una sensación de ser bastante japonés. Como los daifuku, su relleno puede ser de judías u otros sabores.

Warabimochi   わらびもち

Este dulce se come normalmente en verano, especialmente cuando se ha mantenido en la nevera y se saca frío. Lo que es el dulce en sí es translucido, pero luego se le añade polvo de kinako, un tipo de harina dulce de soja. 

Dorayakiどら焼き

¿Realmente necesita presentación el dorayaki? ¿Quién no ha visto Doraemon en España? Que dé la cara… Ejem, bueno, seguro que lo conoces. La cosa es que está buenísimo y no es de extrañar que “el gato cósmico” los amara. El relleno, como en muchos otros casos, también es de judía, pero también existen variaciones que incluyen otros tipos de sabores. La cubierta es de esponjosa tortita. 

Sakuramochi   桜餅

Realmente este es un mochi dulce de color rosa al que se le añade una hoja de cerezo, pero es mono, ¿no?

A parte de estos tipos, también puedes encontrar maju o taiyaki, otros tipos de wagashi, los cuales, a su vez, pueden variar hasta el infinito como vimos al principio. La idea no es tanto disfrutar de un dulce rico, sino que va más allá y también se convierte en una experiencia estética que satisface tanto la vista como el paladar. Vamos, que comes bien y te haces fotos de “postureo”. ¿Los has probado ya? Para ti, ¿cuál es tu favorito?

Post relacionados

Acceder a una universidad en Japón

Wagashi, los postres japoneses más monos de Asia

10 dramas coreanos que tienes que ver