Curso regular de coreano

Si te gusta Corea ya sea por su historia, su alto desarrollo tecnológico, sus famosas artes marciales como el Taekwondo o el Hapkido o, simplemente porque no puedes evitar tararear sus canciones k-pop, no podrás dejar pasar la oportunidad de aprender coreano en Mitoyo. Además, al ser una academia de coreano en Madrid, los estudiantes pueden venir siempre que quieran a repasar o encontrarse con sus compañeros.  Juntos, abriremos las puertas no solo a un país que está en plena expansión económica, sino a toda una cultura e historia de la que aún queda mucho por conocer.

Clases de coreano Madrid

Los estudiantes que comienzan en clases de coreano son probablemente los más envidiados cuando comienzan gracias a una parte del idioma muy concreta. Si conoces algo del coreano, seguramente ya sabes a lo que nos referimos: el hangul o alfabeto coreano. En aprenderlo no se tarda nada y te será posible leerlo prácticamente todo. Puedes aprenderlo incluso en casa con gran facilidad, pero el alfabeto no es todo. Para practicarlo y profundizar en él te podemos ayudar con nuestras clases de coreano en Madrid. En clase te será posible practicarlo, estudiarlo, sumergirte en él comenzando desde un nivel básico A1 hasta el más alto C2. Aunque si tienes un especial interés en trabajar en Corea o estudiar en alguna universidad coreana, te recomendamos la posibilidad de hacer un curso para presentarte al examen TOPIK. ¡La certificación del idioma sin duda te abrirá muchas puertas!

Tabla de niveles

A1

Podré hablar utilizando frases básicas sobre mi día a día. Los contenidos que he aprendido son como un kit de supervivencia si me voy a estudiar en Corea. Por fin decir hola en coreano, o gracias, tendrá sentido. Al terminar este curso podré:

  • Escribir y leer el hangul.
  • Dominar unas 800 palabras de vocabulario básico.
  • Construir oraciones básicas relacionadas con la vida diaria.

A2

Le contaré mi vida a mis amigos coreanos por internet. Si me voy a Corea, haré amigos y podré compartir mis hobbies con ellos. Me sentiré menos ridículo cuando cante k-pop. Al terminar este curso podré:

  • Utilizar entre 1500 y 2000 palabras cuando hable coreano.
  • Acceder a los servicios básicos.
  • Cambiar entre registro formal o informal dependiendo del contexto.

B1

Casi lo tengo. No tendré problemas significativos en las relaciones cotidianas, por lo que mi número de amigos coreanos aumentará. Incluso, podré plantearme trabajar en Corea. Al terminar este curso podré:

  • Utilizar más de 2000 palabras.
  • Hacer interacciones en público.
  • Leer textos breves y, en su mayoría, funcionales.

B2

Tendré un nivel suficiente para participar en debates y trabajar o estudiar en Corea. Seguiré los dramas coreanos y el k-pop si no modifica mucho el idioma. Al terminar este curso podré:

  • Expresar mis ideas en reuniones informales tener recursos para defender los puntos de vista propios.
  • Leer textos complejos, especialmente si conozco la materia.
  • Explicar los pros y contras de mis decisiones gracias a que casi domino la gramática coreana.

C1

Tengo palabras para expresar ideas en coreano que me faltan en español. De repente, me ha dado por componer una letra de k-pop o un guión. Al terminar este curso podré:

  • Adaptar el coreano a mis necesidades e intenciones.
  • Hablar coreano con naturalidad y prácticamente sin esfuerzo.
  • Leer casi cualquier texto y entender los matices de significado.

C2

Casi bilingüe. Mis amigos ya no me preguntan que por qué me ha dado por aprender coreano. Aprender coreano es lo mejor que he hecho en mi vida. Al terminar este curso podré:

  • Utilizar vocabulario especializado dependiendo de cada materia.
  • Dominar las expresiones idiomáticas.
  • Escribir en coreano utilizando las formas más apropiadas.
¿Qué libro usamos?

Para nuestras clases regulares de coreano, utilizamos el Sogang Korean, el libro de la Universidad Sogang. De entre otros libros para aprender coreano, se trata de un manual con un enfoque comunicativo que nos ayudará a hablar como se habla en Corea día a día. Además, cuenta con un libro de ejercicios y un suplemento de vocabulario y gramática. Así, cuando hablemos con nativos, nuestro coreano sonará más natural de forma que seamos capaces de desenvolvernos con soltura. No obstante, los profesores complementarán sus clases con otros materiales gracias a los que tendrás un aprendizaje más completo y profundo. Incluso, también se pueden usar otros manuales para reforzar aquellos contenidos que no se hayan dado con suficiente profundidad o que no se hayan entendido adecuadamente. Esto no significa que tengas que comprar otros manuales ya que se seguirá principalmente el Sogang.

Curso intensivo de verano

Empezar con un curso intensivo de coreano es una de las mejores formas de introducirte en el idioma. Gracias a que el verano nos libera la agenda de muchas ocupaciones, la dedicación al coreano hará que consolidemos una base sólida desde la que avanzar. Con una cabeza despejada de otras preocupaciones, resolveremos a tiempo algunas de las dudas que podrían aparecer más adelante y, ¿por qué no? Hacer amigos con intereses similares que también asistan a la academia de coreano durante el verano.

Más info.
Mitoyo no solo se define por las clases de coreano en Madrid…

¡También puedes estudiar japonés en Japón! Te ayudaremos a sumergirte en esta cultura increíble donde convive la historia más antigua con las últimas tendencias y la tecnología más avanzada. En Mitoyo entendemos nuestra labor como academia de japonés como un puente entre la cultura española y la de Japón que engloba mucho más que el aprendizaje del idioma.


Además, dado que Mitoyo se ha especializado en idiomas asiáticos, tienes la oportunidad de combinar cursos de varios idiomas. Por lo que puedes sumar clases de chino a tus clases de japonés y coreano. Es ideal si quieres adentrarte en la cultura de algunos de los países más importante de Asia para conocer qué comparten y en qué se diferencian.