Japonés intensivo y regular

Los cursos intensivos se plantean como la posibilidad de iniciarse en un nuevo idioma de forma rápida y constante. Es una forma eficaz de estar en contacto continuamente con el nuevo idioma así como de aprender practicando cada día. Si viajas por un periodo de tiempo corto, pero quieres aprender lo máximo posible, tu mejor opción son los intensivos. Sobre todo si ya sabes hiragana y katakana. Es incluso una excelente oportunidad que se te presenta para repasar o consolidar todo lo que hayas aprendido en tus clases de japonés en Madrid. Gracias a que resolverás tus dudas y consolidarás aquellos aspectos del idioma que no tengas claro, en el futuro mejorarás a pasos de gigante pues los conocimientos nuevos no serán ningún problema.

En un curso regular tendrás la oportunidad de aprender con más calma mientras estudias e investigas más por tu cuenta. De ese modo, el contacto con la cultura japonesa te permitirá afianzar las bases a la vez que resolvemos nuestras dudas con seguridad. En un viaje, el curso regular dejaría más tiempo para visitar la ciudad y entrar en contacto con los nativos. Si tienes amigos en Japón o vives con una familia, los cursos regulares de japonés son excelentes para hacer hueco en tu agenda y quedar con ellos. De esta forma te integrarás en la vida del país aprendiendo las expresiones cotidianas más utilizadas.  

Volver