Cursos estacionales en Japón

La primavera, que en Japón coincide con el comienzo del año, provoca en el país una oleada de felicidad. En los parques la gente hace pícnic mientras disfruta de la floración de los cerezos, así como de la compañía y un clima agradable.

¿Quién dijo que estudiar en verano es aburrido o una pérdida de tiempo? Aprovecha al máximo el tiempo de vacaciones para aprender japonés y todo lo que puedas sobre Japón. Al fin y al cabo, ya sabemos que tenemos que volver a las clases en septiembre, así que los viajes de estudios te darán la mejor excusa para disfrutar de unas vacaciones perfectas.

El otoño tampoco te dejará indiferente si viajas a Japón. Aunque sea más famoso el florecimiento de los cerezos, el enrojecimiento de las hojas o momiji también es digno de admiración. Aprovechando la salida del verano con el clima suave del otoño, existen numerosos festivales en los que participar.

Durante el invierno, estudiar en Japón será de película, especialmente si vas a Sapporo con sus esculturas de nieve impresionantemente iluminadas o a los baños de aguas termales. Este contraste entre el calor y el frío te dejará como nuevo después de un largo día de estudio.

Volver