Cursos regulares

Aprender coreano es un proyecto que nos llevará tiempo. Es un camino de largo recorrido que a veces es mejor disfrutar poco a poco. Gracias a la programación más relajada de un curso regular podremos ir interiorizando las estructuras del coreano al tiempo que nos empapamos de todo lo que Corea tiene que ofrecernos.

También tendremos más tiempo para conocer a nuestros compañeros y compartir con ellos una buena experiencia de aprendizaje. Participando de un buen ambiente de estudio, podremos meternos en un grupo para realizar los deberes en común y hacer planes con compañeros que ya conocemos, como también apuntarnos a más actividades gracias al horario más distendido que tendremos.

Volver

Escuelas