Cursos para menores en China

Dicen que es mejor andar diez mil kilómetros que leer diez mil libros y es que los viajes a otros países nos aportan un enriquecimiento difícil de lograr de otras maneras. El contacto con una cultura tan diferente como la china desde que se es joven convertirá a los estudiantes en personas más abiertas y capaces de adaptarse a situaciones diferentes. Además, recibir clases de chino desde la juventud te convertirá en una persona más capacitada el día de mañana. 

Volver