Chino intensivo y regular

Con los cursos intensivos, estarás continuamente trabajando tu chino. Podrás practicar constantemente de forma que maximices los resultados y puedas empezar a utilizar el idioma de acuerdo con tus objetivos lo más rápido posible. Es más, en un curso intensivo se te podrán abrir más oportunidades para corregir esos errores que podrían fosilizarse y perseguirte de por vida ya que tendrás clase más a menudo. Un curso intensivo en China es la oportunidad perfecta para pasar de saber decir solamente hola en chino a mantener una conversación, aunque sea básica. Todo lo que hayas aprendido lo pondrás a prueba en un periodo de tiempo corto, pero eso sí, intenso. Aprenderás cosas nuevas y las pondrás en práctica nada más pongas un pie en la calle.

Los cursos regulares son tu mejor aliado si planeas tomarte el aprender chino con un poco de calma a la vez que avanzas en otros proyectos. Es, además, la mejor opción para empezar con buen pie en el mundo de los hanzi o caracteres chinos. Un ritmo más pausado hará que los interiorices convirtiéndolos en parte de tu día a día. Debido a la menor carga de horas, avanzarás en todas tus habilidades lingüísticas y sentarás las bases para avanzar con más seguridad en el futuro, sobre todo a la hora de formar frases chinas. Además, tendrás más tiempo para estudiar en casa o aprender por tu cuenta aquellos aspectos del idioma que estén relacionados con tus intereses o especialidad.

Volver